• Ubica tu mesa
  • Elige en la carnicería el corte de carne y su peso
  • Envíalo a la parrilla indicando a qué punto lo quieres
  • Dirígete luego a la bodega a seleccionar tu vino